1F: un manga sobre el desastre de Fukushima

Aquí no hay nuevas noticias sobre el accidente nuclear de Fukushima, los múltiples incidentes, las explosiones, los fallos en los sistemas de refrigeración, la liberación de radiación y la triple fusión del núcleo, el terremoto de 9 en escala de magnitud de momento, el tsunami de cuarenta metros, y el pésimo manejo posterior de TEPCO. Tampoco hablaremos de los “50 de Fukushima” o de los 750 evacuados. Todo está a una búsqueda en Google de distancia, siéntanse libres de darse con singular alegría.

Este artículo trata sobre un solo empleado,  un artista que durante un periodo de problemas financieros (sí, también hay de esos en Japón) recurrió a la central nuclear de Fukushima Dai-ichi, el primer reactor nuclear construido y  operado por la Tokyo Electrical Power Company (TEPCO) para sobrevivir. Por eso el manga “1F” de Kazuto Tatsuta es un extraño y personal vistazo a uno de los mayores desastres de nucleares de la historia.

El manga no trata sobre los incidentes pero sí, indirectamente, sobre las consecuencias, pero no sobre los culpables o las causas.

La historia nos presenta una planta después del desastre y la rutina diaria de los empleados limpiando el lugar, los viajes al ex- centro deportivo “J-aldea”, que después del accidente se convertiría en una residencia para los trabajadores, y los trajes protectores, los cascos que se utilizaban para protegerse de la radiación y el litigio diario con los dosímetros personales, sus ángeles de la guardia contra la radiación, encargados de informarles que habían recibido la dosis diaria permitida, como si se tratara de una ingesta regulada de carbohidratos.

Originalmente publicado como un “one-shot” “1F: El trabajo diario en la planta nuclear Dai-ichi de Fukushima” fue aclamado y le valió el “Manga Open Award” 32 en el 2013. Ahora la idea se ha retomado y se puede leer el primer capítulo en Facebook.

El trabajo no intenta tomar alguna posición en el debate continuo sobre la energía nuclear pero si toca el punto de la remuneración de los trabajadores de limpieza, Tatsuta dice que para el “solo era otro trabajo de construcción” porque al no poder ver la radiación no era algo que le preocupara. Es precisamente en estos detalles, como los guantes se llenan de sudor y lo molesto que es una nariz con picor cuando se tiene puesto un traje protector donde brilla la obra y la baja paga para los trabajadores (desde $80 USD hasta $200 por las tareas más peligrosas). Tal vez por esto un portavoz de TEPCO comentó, después de leer la obra, “Sólo es un manga”.

Link: Daily Mail

fuente: FayerWayer

Continua leyendo mas

Etiquetas:

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: