En busca de agua para encontrar vida en el espacio

Marte es conocido por ser uno de los cuerpos del sistema solar que podría ser habitable y que en un pasado pudo haber albergado vida, no por nada pasó al imaginario popular el nombre de “marciano” para referirse a cualquier tipo de vida que viene del espacio, y a uno que otro terrícola visualmente incómodo.

Con los últimos esfuerzos, principalmente de la NASA, para estudiar la superficie del planeta rojo hoy sabemos que partes de su superficie, como el cráter “Gale”, fueron habitables hace 3.5 o 4 millones de años y se ha dado más evidencia a la teoría que Marte tuvo agua corriendo, algo que podría explicar las formaciones fósiles que parecen ser lechos secos.

En 2009 Science Magazine reportó que se había encontrado agua en la superficie lunar, no agua en su estado líquido, que sería imposible, si no vapor de agua,  junto con cráteres donde se teoriza, podría haber agua congelada. Pero antes de encontrarse en la Luna se sabía que la superficie de Europa, una de las cuatro lunas de Júpiter descubiertas por Galileo en 1610, tiene una superficie de hielo y los modelos actuales apuntan a que hay todo un mar debajo de la capa de hielo.

Cráter "Gale" Cráter “Gale”

Un mar que puede alojar vida

Ahora también sabemos que Enceladus, luna de Saturno, también tiene un océano de 10 kilómetros de agua líquida debajo de su superficie, bajo una capa de 30 a 40 kilómetros de hielo, haciéndolo “uno de los lugares de nuestro Sistema Solar con mayor probabilidad de albergar vida microbiana extraterrestre”.

Entonces, ¿por que es el agua un factor tan importante en la búsqueda de vida extraterrestre?

En principio se puede argumentar que se debe a que la vida terrestre, como la conocemos, requiere de agua. La fotosíntesis utiliza el hidrógeno del agua para hacer azúcares. El agua se utiliza para darle rigidez a las células y transportar nutrientes. Si no la bebemos morimos.

Pero también el agua actúa como solvente, como un medio y como catalizador para ciertos tipos de proteínas y enzimas; tres de los principales factores que permiten que la vida florezca.

La propiedad de solvente se debe a su estructura de dipolo eléctrico, esto permite que se puedan formar múltiples combinaciones químicas, y en la química para generar vida como en el amor, mientras más intentes mejor. También funciona como un medio para que las enzimas puedan actuar como catalizador de las reacciones químicas. Pero también, como en los casos de Europa y Enceladus, el hielo que cubre los océanos puede actuar como una capa protectora para la vida incipiente en los a veces cálidos y a veces inhóspitos océanos extraterrestres.

Pero es, tal vez, porque buscamos vida como la conocemos pero en un planeta, o luna, distante que encontrar agua es un paso tan importante para encontrar vida extraterrestre. Porque hasta la fecha no sabemos de alguna forma de vida terrestre que no ocupe agua para sobrevivir y nuestra busqueda de vida en el espacio no es más que una busqueda de nosotros mismos.

fuente: FayerWayer

Continua leyendo mas

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: